cerrar
Acceso Usuarios

Flash Noticias

Mascotas en verano

Hemos introducido un nuevo articulo para cuidar de nuestras mascotas durante el verano.

Copia y pega el siguiente linK:

http://www.vetclinic.es/index.php/es/blog/83-varios/500-mascotas-en-verano

 

 

Enfermedad de las vías urinarias inferiores en gatos
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Artículos - Enfermedades Urinarias
Escrito por Bet   
Sábado, 30 de Enero de 2010 10:45

Enfermedad de las vías urinarias inferiores en gatos

 

DEFINICIÓN:

 

Denominada también “FLUD”  (antiguamente “ FUS” de Síndrome Urológico Felino), término que engloba a todas las enfermedades de las vías urinarias inferiores de los gatos, sin diferenciar las diversas etiologías o causas.  Se trata de un proceso muy doloroso que puede resultar muy grave si no se detecta a tiempo, dándose con más frecuencia en gatos que en perros.

 

Se caracteriza por descarga frecuente de la orina que, a menudo contiene sangre o bien la obstrucción parcial o completa de la uretra de los gatos.

 

Aproximadamente el 60-70% de los casos en los felinos se produce de forma idiopática, en la que existen factores que predisponen a padecerla aunque la causa específica por el que se produce la enfermedad es desconocida y un 12% se produce por cálculos en vejiga (urolitiasis de estruvita u oxalato). Como resultado de la presencia de estos cristales o cálculos se produce cistitis y/o la uretritis  (inflamación de la uretra).

 

FACTORES PREDISPONENTES:


No existe una sola causa para el FLUD, pero existen varios factores a considerar:

Edad: Aunque el FLUD puede ocurrir a cualquier edad, es mas común en los gatos que tienen varios años de edad.

Sexo: El FLUD ocurre igualmente en el macho como en la hembra, pero debido a diferencias anatómicas, la obstrucción con mayor frecuencia y gravedad ocurre en los machos.

Obesidad: El FLUD ocurre con más frecuencia en los gatos obesos.

Estrés: cambios de dieta, hábitat...

 

Higiene: es fundamental el cambio de la bandeja para que el gato orine y defeque en la frecuencia adecuada.


Dieta: hay que dar a los felinos dietas de buena calidad y alta digestibilidad que controlen el pH urinario (tiene que ser ligeramente ácido) y los minerales de forma que no propicie la formación de cristales y posterior enfermedad y se favorezca la diuresis.

 

Magnesio: La alta concentración de magnesio en la orina es causada por altos niveles de magnesio en la dieta, orina escasa debida a una bandeja sanitaria sucia o de difícil acceso, poca actividad física y por beber poca agua por falta de ésta o por ser de baja calidad.

 

Sedentarismo: al disminuir la actividad física disminuye la ingesta de agua por lo que el animal produce menos orina y de muy alta densidad.

pH de la orina: El incremento de la alcalinidad de la orina que contribuye al FLUD es afectada por la cantidad y frecuencia de comidas, el tipo de alimento y las infecciones bacterianas secundarias.

SINTOMAS:

 

Debido a que la enfermedad de las vías urinarias inferiores en gatos es un padecimiento muy serio que puede resultar FATAL para un gato sin tratamiento, se debe estar atento por si alguno de estos signos aparece en el gato. La mayoría son resultado de la irritación del tracto urinario.

 

Se produce irritación e inflamación de la mucosa que recubre el interior de la vejiga y uretra dando lugar a diversa sintomatología:

 

·        Tiene dificultad para orinar (a veces se confunde con constipación).

·        Intenta orinar, u orina mas frecuente que lo normal, incluso puede orinar con dolor.

·        Orina en lugares poco usuales.

·        Orina con sangre ( hematuria )

·        Protusión permanente del pene en machos.

·        Incontinencia urinaria.

Todos estos síntomas pueden llegar a producir obstrucción siendo extremadamente  grave si no se acude al veterinario de manera urgente y se soluciona en las primeras 24-48h ya que puede degenerar en insuficiencia renal aguda con subidas de urea en sangre y muerte de los animales de los animales por shock. En casos más graves los animales tienen además vómitos, anorexia, debilidad... especialmente si el flujo de la orina esta bloqueado.


DIAGNÓSTICO:
 

La forma idiopática puede afectar a los gatos de cualquier raza, sexo o edad, castrados o no, dándose con mayor frecuencia entre los animales de 2-8 años de edad. Un 30-70%  de los casos degenera en proceso obstructivo, suele darse  con mayor frecuencia en machos ya que en ellos la uretra es más larga y delgada, en el cual hay que actuar rápidamente para evitar complicaciones serias por subidas de urea en sangre , tales como depresión, anorexia, vómitos y deshidratación.

Para diagnosticarlo es importante que el veterinario realice un adecuado examen físico así como analíticas sanguíneas (urea y creatinina) y de orina (con cultivo negativo ) y radiografía o ecografía que evidencie la enfermedad y descarte así la presencia de cálculos, tumores, infección urinaria...

TRATAMIENTO:

Si el tracto urinario esta obstruido y  la vejiga no se vaciara, el gato deberá ser atendido de URGENCIA para instaurar la terapia adecuada.

El tratamiento inmediato puede incluir terapia con sueroterapia para evitar la deshidratación y rebalancear la química sanguínea, remover cualquier cálculos o arenilla que obstruya el flujo de la orina y hospitalización hasta que el animal pueda orinar normalmente.

Además se les administrará medicación para relajar las vías urinarias facilitando así la micción y analgesia durante los primeros días.

Como preventivo se les dará también antibioterapia, ya que en la mucosa urinaria lesionada se puede producir de forma secundaria infecciones del tracto urinario si bién la infección puede ser la causa primaria del proceso, hasta tener todos los resultados de las pruebas realizadas.

La dieta será fundamental para la curación del proceso y evitar así que se cronifique.

Las dietas especiales contribuyen a reducir los minerales en la orina que forman los cristales. Estas dietas actúan también sobre el pH de la orina y hacen además que aumente la descarga de la misma como ayuda para “enjuagar” los conductos urinarios.

Los cristales de estruvita pueden ser disueltos en la vejiga y en el tracto urinario con una dieta especial baja en magnesio, ayudando a tener una orina ácida normal. En gatos alimentados exclusivamente con esta dieta, los signos asociados con el FLUD cesan normalmente en un lapso de pocos días. La disolución completa de cristales de estruvita normalmente requiere de 2 a 3 meses; por lo que deberá recibir una comida especial por un periodo prolongado, sobre todo por la posibilidad de recaídas.

PREVENCIÓN:

 

Existen diferentes medios para prevenirlo:

 

Diuresis: para aumentar la producción de orina se aumenta la ingesta de agua. La orina diluida tiene menor concentración de iones minerales que propician la formación de cálculos urinarios.  Para favorecer la diuresis se puede incentivar al gato a tomar agua colocando varios recipientes de diversos  materiales por toda la casa, así como administrar dieta blanda junto con el pienso.

 

Dieta urinaria: su veterinario le aconsejará sobre como prevenir estos procesos urinarios con dietas comerciales, para evitar que vuelvan a aparecer.

 

Hábitat: evitar el estrés , cambios de casa, introducción de animales nuevos y mantener las bandejas limpias.

 

 

 Bet Castell Muixi